post

“Gracias a Dios es la primera victoria”

Misael Alfaro, DT del Chalatenango, esperó cuatro partidos para ganar su primer juego al frente de los norteños. Esto reveló luego del triunfo ante Firpo.


Fuente: El Grafico, Victor Zelada Uceda

AD Chalatenango habría entrado en pánico si Luis Ángel Firpo lo superaba porque lo detenía en sus pretensiones de colarse entre los mejores ocho de la tabla y lo habría tenido a seis puntos de diferencia. Para suerte de los alacranes, la victoria llegó y los tres puntos lo enviaron al octavo lugar. Sin embargo, no es para confiarse.

El entrenador Álvaro Misael Alfaro esperó cuatro partidos para ganar su primer juego al frente de los norteños. No ocultó que le causa tristeza ver mal a un Firpo, equipo al que le guarda un cariño especial por su etapa tanto como futbolista y entrenador.

“Gracias a Dios es la primera victoria de cuatro juegos, veníamos de dos empates y una derrota. Ahora ganamos en un campo difícil y ante un equipo con mucha historia. Contento por haber ganado pero triste porque están dejando morir a un equipo que le dio mucho al país tanto local como internacionalmente y que está siendo mal administrado. Acá viví cosas tan importantes que hasta se me enchina la piel al recordarlo”, dijo Alfaro.

Tuvo palabras para Jocoro, su rival del sábado. “Esperamos seguir sumando y de mantenernos en el pelotón de los ocho. Se viene Jocoro, rival incómodo, juega buen fútbol y que es bien dirigido por el profesor Ancheta. Vamos a dar e máximo para traernos uno o los tres puntos”.

Otro que siente un cariño por Firpo pero que se debe a Chalatenango es César Flores. Fue el autor del segundo tanto.

“Siempre guardo respeto por este equipo que me dio la confianza desde un principio pero esto es fútbol. Fue una final para nosotros porque queremos estar entre los ocho y qué bien que fue la primera victoria para nuestro cuerpo técnico que nos ha inyectado motivación”.

Igualmente José Barahona, otro con pasado pampero, le tocó celebrar a la que un tiempo fue su equipo, su cancha y afición.

“Teníamos claro que si perdíamos Firpo se acercaba pero nuestra meta fue ganar y gracias a Dios el esfuerzo se vio reflejado. Acá en Usulután se ve que dejé huela porque hay gente cariñosa que se me acerca”.

 

Fuente:  El Gráfico

 

Comentarios Facebook
Print Friendly, PDF & Email